Mi huerto es mi mercado, mi refrigeradora y mi botica

Una experiencia de agricultura familiar

El Perú y particularmente la Región Piura, tiene experiencias exitosas de familias que saben cómo alimentarse de manera sana y con productos orgánicos de sus zonas. Sin embargo, hace falta replicar y apoyar estas experiencias para reducir los altos índices de anemia y desnutrición que afecta a miles de familias, principalmente niños, niñas menores de 05 años y mujeres gestantes. Faltan iniciativas de proyectos y acciones de gobiernos locales, regional y nacional. Últimamente el Congreso de la República aprobó la Ley para la Promoción de la Agricultura Familiar que era impulsada por la sociedad civil. Sin embargo, aún falta que la directiva del Poder Legislativo someta a debate y aprobación la propuesta de ley sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional.

“Mi huerto es mi mercado, mi refrigeradora y mi botica”. Una frase que impactó en una exposición ofrecida por Arsenio Facundo Guerrero, productor orgánico del caserío Lúcumo de Carhuancho, distrito de San Miguel del Faique, provincia de Huancabamba.

Su familia está conformada por 5 miembros, y son propietarios de más de 2 hectárea de terreno, sobre los 2,750 msnm. Cultiva más de 20 productos, entre hortalizas, granos, y frutales.

“En mi huerto familiar hay una diversidad de hortalizas, igualmente cultivo cebada y trigo. Mi huerto es mi mercado, mi refrigeradora y mi botica, porque tengo alimentos sanos y frescos y muchos de los productos son medicinales. En lo que es frutas, tenemos aguaymanto, fresas, manzanas y uscpa. Cuando mis hijos tienen hambre o desean una fruta, van y cogen las mejores directamente de la planta”

En sus cultivos no utiliza productos químicos.  Tiene su propia producción de abonos orgánicos como: “humus de lombriz, abonos fermentados, biol enriquecido, insecticidas orgánicos con plantas de la zona, caldo ceniza, caldo sufocálcico, y caldo visosa. Es lo que les enseño a mis hijos, a cultivar, a valorar la producción y a trabajar en la producción orgánica, para que ellos también conversen y compartan con sus amigos sobre la experiencia de trabajo”.

Ver artículo completo