El cacao abre un abanico de oportunidades

Esfuerzo de los pequeños productores asociados

El cacao piurano que producen los socios de la Cooperativa Norandino, recientemente se ratificó como campeón del VIII Concurso Nacional de Cacao Peruano. Son cinco ediciones en que las muestras de este producto ocupan los primeros lugares de esta competencia. Pero no es el único concurso ganado, también se logró los primeros lugares en el concurso Buscando el Cacao de Oro del Perú; y a nivel internacional llegó a ser el mejor cacao de origen del mundo, cuyos chocolates también son los primeros a nivel internacional. Estos logros nos llenan de orgullo; pero lo más importante, es que deben impulsarnos a tomar decisiones, sobre todo a las autoridades del Gobierno Regional, para convertir el cacao en una de las principales actividades que no sólo dinamicen el crecimiento económico, sino también el desarrollo regional, teniendo como protagonistas a los pequeños productores.

El cacao de los productores de Norandino en Piura, desde el año 2009 empezó a ubicarse como el primero en el Concurso Nacional del Cacao, abriendo una gran expectativa para mejorar las condiciones de vida de las familias piuranas. Este año se ratifica por quinta vez, ocupando el primer puesto, ante un jurado conformado por catadores de licor de cacao y chocolateros de diversos países del mundo. También a nivel nacional, el año 2012, Norandino logró 3 cacaos de oro, y en este año, otros 3 más, durante el concurso Buscando el Cacao de Oro del Perú.

A nivel internacional, durante los años 2012 y 2014, el cacao piurano y el chocolate Pacari de Ecuador, elaborado con nuestro cacao, lograron ocupar los primeros lugares durante The International Chocolate Awards, un evento donde participan los mejores cacaos y chocolates del mundo.

Fernando Reyes, gerente de la Cooperativa Norandino, sostiene que estos logros en diversos concursos nacionales e internacionales, abren un abanico de oportunidades de crecimiento en volúmenes y precios interesantes. Existe un interés de atender los requerimientos de cacao fino, “porque los chocolateros franceses, holandeses, norteamericanos e italianos, tienen los ojos puestos en este cacao, que es nuestro. Entonces hay una demanda insatisfecha, que requiere un trabajo estratégico para poder atender a estos mercados, que son mercados especiales, de chocolates finos”.

Ver artículo completo